Hay algo acerca de una tabla de surf de dos quillas que se siente bien en el agua, mientras el surfista simplemente le gustaría una prueba de manejo sobre una tabla de dos quillas, tal vez es el magnetismo que tal vez no tenga ninguna otra configuración de aletas.

 Los propulsores, claro, son la crema de la cosecha de rendimiento y hacen que cada surfista sea mejor y tal vez agarre mas éxperticie. Pero hay un cierto sentimiento, un cierto flujo, que ha hecho de los jóvenes de estas nuevas generaciones como  una nueva opción  un tanto cada vez más popular, para en su surf a diario se ha el uso en su quiver de un twin fish.
Una vez que te pones de pie sobre un twin fins, el atractivo es obvio, pura velocidad y diversión sobre las olas. Sin el arrastre de una quilla central, la superficie plana de una tabla de dos quillas dobles se esparce sobre secciones de cada ola como un rayo engrasado. Las olas pequeñas se vuelven más divertidas, las olas grandes se convierten en un viaje emocionante, las olas sin fuerza de cualquier tamaño parecen tener más fuerza. Es por esto que los twin fins o fish persisten en un mundo de propulsores y quads de alto rendimiento.
En cierto modo, esto es lo que Bob Simmons, el inventor de las tablas de quillas múltiples, estaba tratando de lograr en la década de 1940 cuando comenzó a pensar más allá de un gran salto. Claro, la pensada  de dos quillas en tablas de proa cepillada hechas en su mayoría de madera de balsa puede parecer tosca hoy, pero se encontró con algo con la doble aleta, mucho antes de que otros constructores de tablas comenzaran a jugar con embarcaciones de múltiples quillas.
 Richard Kenvin, autor de “Surfcraft” e historiador de tablas de surf, es una fuente de conocimientos cuando se trata de diseños de tablas alternativas, lo que los hace funcionar y de dónde provienen, así que nos acercamos a él para ayudarlo a rastrear comienzo de las dos quillas desde sus primeros experimentos. Días para los artesanos del desempeño del siglo XXI de hoy.
“Simmons subió con la aleta doble en su casco de deslizamiento por una razón”. “Lo hizo para que  vayas de riel a riel y con la aleta en el riel para que funcione.
 quiere decir que el dinero invertido en la compra de una tabla de una quilla se ha bien aprovechado y si es de dos se ha mejor aun
Es imposible no ver los elementos del trabajo inicial de Simmons con dos aletas en los modernos twin. Tanto si se trata de una forma un fish ancho para lineas que fluyen libremente desde la base de deslizamiento con  las dos aletas construidas para una velocidad y un rendimiento efectivo, los principios básicos de todas las embarcaciones de dos quillas se comparten y, en última instancia, surgen de la mente de Simmons. “Te da esto que todos disfruten y lo encuentras en común en todas las quillas gemelas, que es este tipo de tabla realmente rápida, divertida, de riel a riel”.
A pesar de que Simmons estaba trabajando con estas tablas en los años 40, realmente no entraron en la conciencia del mundo del surf, hasta que el rodillero Steve Lis comenzó a adquirir locos barriles profundos en tablas de doble riel en San Diego a principios de los años setenta. Su forma de “pez” eventualmente se ramificó a través de una compleja red de conexiones de surfistas.
Mark Richards, de Australia, es probablemente el surfista de pie más reconocido como el primero que realmente se sorprende con la aleta doble, y muestra lo que la tabla era capaz de hacer buen surf a finales de los 70 y principios de los 80. Pero fue la Reno Abellira de Hawai la primera vez que inspiró a Richards cuando se presentó en una competencia australiana en 1976 con una aleta gemela de 5’3 “que gritaba en oleas pequeñas. Richards,
un hombre grande, estaba buscando cualquier ventaja que pudiera obtener en oleas que ofrecían poco fuerza. Trabajó con el legendario moldeador Dick Brewer en tableros en Hawai y se preguntó sobre la posibilidad de subir quillas gemelas para trabajar en surf grandes y pequeñas olas.
 Richards lo descubrió y comenzó a construir versiones ligeramente alargadas que funcionaban en todas partes, incluidas las olas más grandes en la costa norte y en pistas de carreras en la parte superior de J-Bay.
El tren de las aletas gemelas aparentemente se descarriló en 1981 con la llegada del propulsor, pero un grupo de ascetas alternativos montados en tablas mantuvieron al twin vivo, aunque lejos del espejo retrovisor de la trifina convencional. A mediados de los años 90, las películas de surf como “Litmus” de Andrew Kidman y … “5’5” x 19 ¼ “de Lost ayudaron a despertar un renovado interés en los diseños alternativos, que abrieron la puerta para lo que vemos hoy: surfistas montando quillas gemelas en casi cualquier oleaje imaginable, desde una inclinación de 1 pie hasta barriles elevados o losas del tamaño de un edificio en Mavericks.
Solo miren a los surfistas de hoy como Torren Martyn, Ryan Burch o Asher Pacey, solo por nombrar algunos, y podrá ver que realmente no hay razón para que las quillas gemelas no puedan coexistir en un futuro radical junto a los propulsores.
“La base de rendimiento es tan alta para tipos como ellos, que pueden llevar los diseños de quillas gemelas a niveles que las generaciones anteriores no pudieron porque simplemente no estaban allí todavía; aún eran pioneros” en los modelos.
Una creación verdaderamente atemporal, la quilla gemela se niega a desaparecer. No puede evitar resistir porque el diseño es simplemente demasiado divertido. La siguiente galería es una celebración de la quilla gemela, una mirada a dónde ha estado y dónde puede ir en última instancia.
texo/fotos/pacheco
http://www.surfalsurdelmundo.cl/wp-content/uploads/2019/03/fish-2-1024x490.jpghttp://www.surfalsurdelmundo.cl/wp-content/uploads/2019/03/fish-2-300x300.jpgCarlos Cristián PachecoGeneral
https://vimeo.com/285548854 Hay algo acerca de una tabla de surf de dos quillas que se siente bien en el agua, mientras el surfista simplemente le gustaría una prueba de manejo sobre una tabla de dos quillas, tal vez es el magnetismo que tal vez no tenga ninguna otra configuración de aletas.  Los...